La Mejor Panificadora: Guía de compra

Comprar una panificadora puede ser una tarea un poco difícil debido a la gran cantidad de modelos y marcas que hay en el mercado.

Aprendí mucho cuando me adentré en la búsqueda de comprar la mejor máquina para hacer pan que se adaptara a mis necesidades y objetivos culinarios.

De hecho, durante todo ese proceso cogí muchas notas y ahora quiero compartirlo con todos vosotros/as para que podáis comprar la panificadora que necesitáis de una forma rápida y sencilla.

¿Qué tienes que tener en cuenta para comprar una panificadora?

He dividido los puntos más importantes que tenemos que tener en cuenta cuando queremos adquirir uno de estos pequeños robots para hacer pan en 4 para no abrumaros con información que no necesitáis.

Precio
Como todos sabemos el precio es uno de las factores más importantes que tenemos que tener en cuenta cuando queremos comprar cualquier tipo de cosa. En lo referente a las panificadoras (obviamente) ocurre lo mismo. La variedad de precios es tan alta como la variedad de modelos y marcas que podemos encontrar en el mercado. Normalmente, el precio medio de este tipo de electrodoméstico es de entre 60 euros y 150 euros. Como sabréis el precio lo dictamina la marca y las prestaciones de cada panificadora. Es por eso que antes de buscar tenemos que saber cuál es nuestro presupuesto y para qué vamos a utilizar el electrodoméstico en cuestión. Es decir, no es lo mismo querer una panificadora para usarla en un pequeño restaurante o bar en el que vamos a tener que usarla durante horas y horas, que para uso doméstico que a lo mejor no la vamos a usar diariamente. En resumen, ten claro qué uso le vas a dar al aparato y sobretodo cuánto estás dispuesta/o a gastarte.
Prestaciones
Cada máquina tiene sus propias prestaciones y algunas de estas van a ser esenciales para crear el mejor pan y bizcochos. Las mejores prestaciones que tenemos que buscar en este tipo de aparatos, son las que nos faciliten la vida a la hora del uso al que le vamos a dar. Es decir, si tú vas a usar este aparato para no sólo hacer pan, sino que también hacer bizcochos y otros tipos de masa, vas a necesitar un modelo bastante completo como las panificadoras moulinex. En cambio, si buscas sólo hacer tu propio pan, vas a tener que buscar modelos más sencillos y adaptados a tus necesidades como las panificadoras unold. Por último, están las prestaciones “VIP” que aunque no van a darnos más opciones de creación de nuestros alimentos, sí que nos van a dar una facilidad de uso (y rapidez) muy a tener en cuenta. Estas prestaciones son del tipo pantallas LCD, programación, etc.
Movilidad
Este punto es bastante crítico e importante antes de decidirnos por una modelo en concreto. Las panificadoras son electrodomésticos que no son estáticos y es por eso que tenemos que tenerlo en cuenta según el tamaño de nuestro piso. Si tu piso es reducido, seguramente vas a tener que mover el robot varias veces para tener tu espacio y entonces tendrás que escoger un modelo pequeño y ligero. En cambio, si tu piso es más grande, a lo mejor le vas a asignar un espacio fijo al electrodoméstico y por ende no vas a necesitar un modelo de dimensiones reducidas ni vas a obsesionarte con el peso.
Potencia
Este último apartado es también vital antes de hacer la compra final. La potencia nos sirve para hacer pan de una forma más rápida y tener más control en la cocción del mismo. Es decir, si un modelo tiene más potencia que otro, uno tendrá más opciones de poder personalizar el pan según los gustos de cada uno. Por ejemplo, si a ti te gusta el pan más tostado o más crudo, una potencia mayor te permitirá cocinarlo a tu gusto. También, una mayor potencia te permitirá tener más control de las fases del amasado y por ende tener más opciones de personalidad.